miércoles, 25 de marzo de 2009

Venganza (Capitulo 2)


Posesión

¿Venganza a cambio de mi alma?- pregunto miguel- mirando los profundos ojos negros del extraño visitante en el espejo.

-si, venganza ¿o eso no es lo que quieres?, ¿dejaras que te humillen y te maltraten por el resto de tu miserable vida? No lo creo. Yo puedo darte las armas, el poder, la acción de poderte vengar de cada persona que alguna ves se burlo de ti. Puedo hacer que sufran hasta el ultimo segundo de sus vida- susurraba poco a poco aquel ser espectral que solo se veía a través de es espejo.

Aunque miguel tenia miedo de lo que podía pasar el siempre había creído que un dios, o un demonio nunca existieron, que simplemente eran una invención mas de las religiones para que sus seguidores hicieran lo que ellos querían. Pero hay estaba un demonio o un fantasma, o lo que sea, estaba hay, un ser llamado Legión que decía ser varios personajes en uno, y que podía lograr que esas personas que maltrataron y humillaron a miguel y a verónica pagaran con un precio extremadamente alto.

¿Qué pasaría con mi alma?- insinuó miguel intentando no parecer que la oferta que Legión le estaba dando le parecía totalmente jugosa y apetecible.

-Es simple a cambio a de tu venganza, tu alma pasara a servirme unos 100 años y no digo que será fácil serás obligado a cometer actos que quizás no te gusten buscando almas en pena como tu ahora sufriendo en una vida terrenal solo para mi- Miguel, no le parecía un precio tan alto ¿100 años mas en su vida de sufrimiento? Si ha aguantado 17 años de espantosos murmullos a su alrededor, eso le parecía muy corto. ¿Además quien vive 100 años?

Acepto- dijo miguel sin miedo, sin importarle que tipo de venganza haría, pero quería ver que cada uno de sus supuestos compañeros de clases pagaran por haberse burlado de el y de su amada ese día.

-vale desde hoy no serás el mismo miguel- dijo mientras en el espejo se reflejaba una especie de humo negro que salía de los pies de Legión y rodeaba todo el cuerpo de miguel, el chico sentía como se ahogaba con ese humo que olía a la mas pestilente muerte, ya sentía que no podía respirar y callo arrodillado frente al espejo con sus dos manos colocadas en su garganta intentando tomar un poco de aire. Sintió como una gran brisa entraba por su garganta, una respiración divina. Sin el horrible sabor y olor de muerte.
Se miro al espejo, y se sorprendió de lo que miro.

Mirándose al espejo vio que en teoría seguía siendo miguel, pero no el mismo Miguel de antes, si no que ahora cargaba una mirada segura, profunda y daba un poco de miedo, parecía que esos ojos eran capaces de matar, asesinar y de vengar, se vio un mas guapo y de repente tubo una gran sed de sangre pero ¿donde estaba Legión? Ya no estaba en el espejo.

8 comentarios:

  1. Madre mia q miedo me está dando!!!jajaja ya se está poniendo interesante jaja veremos a ver q le parece a veronica el nuevo miguel jaja está muy xulo

    ResponderEliminar
  2. Joper me dejas cuando mas interesante esta ahora esperar la continuacion...ahissss que me voy a quedar sin uñas esperando la continuacion...jaja
    Que preciosa imaginacion tienes.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  3. FATASTICOOO me encanta!!^^

    sigue pronto porfis xD

    ResponderEliminar
  4. me encanto demasiado genial! cuando la estaba leyendo sentía que llovia sobre mi! qee extraña sensacion! estare esperando lo qee sigue! cuidate besos!

    ResponderEliminar
  5. hola... antes que nada GRACIAS por tu visita y comentario en mi blog.

    Soy miedosa cronica jajaj..pero vos a leer tus escritos a pesar de mi yo cobarde jajajaj

    un beso azul

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado el relato. ¿Te gustan los míos?

    lanovelasintitulo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Wow, excelente historia....
    Ya estoy lucubrando que es lo que viene, ja...

    ResponderEliminar
  8. Te recomiendo este blog:

    No te va tu arrepentir de leerlos, son FABULOSOS LOS ESCRITORES!!!!

    www.germinaldelexilio.blogspot.com

    ES INCREIBLE!!!! Ya necesitabamos escritores como ellos...

    ResponderEliminar